La conciencia del arte digital interactivo

Según lo que propone Ascott la conciencia es un problema que esta siendo abordado desde la ciencia y el arte hoy en día. La ciencia intenta explicar con gran esfuerzo el concepto de conciencia obteniendo desiguales resultados. El arte estudia la conciencia desde la experiencia pues como el postula “ la conciencia es algo mas para ser explorado que explicado, algo mas para ser transformado mas que entendido, algo para ser re-enfocado mas que expuesto”, pero al realizarse todos estos procesos se deben tener claros cuales son los cimientos en los que se realizarán exploraciones y mucho mas aún “transformaciones y re-enfoques” de la conciencia, además al adentrarse en estos campos del conocimiento ¿no se estaría aludiendo mas a la ciencia?


Al referirnos a los campos de la conciencia vinculados a la tecnología, como lo denomina Ascott la “tecnoética” es un nuevo horizonte que vislumbra infinidad de posibilidades de abordamiento tomando en cuenta la relación propuesta por Gregory Bateson que enuncia en el -contexto de la tecnología- la conciencia como cerebro mas computadora mas entorno. Donde se alcanzarían capacidades para distinguir entre nuevas formas de conocimiento, nuevas cualidades mentales, nuevas formas de cognición y percepción. La verdadera inquietud que se marca en esta propuesta es la formalización de estos presupuestos, es inquietante analizar todas las variantes que confluyen entre estas relaciones que plantea Ascott para la conciencia.

El arte digital como arte nuevo se presta ahora para formar parte de la ambigüedad de una definición mal fronterizada entre este y el efecto especial: la fascinación del efecto por el efecto con justificaciones gratuitas que ha venido a remplazar la creación de sentido. ¿Pero acaso estas manifestaciones fruto de la programación y el efecto no son también arte? Sin desdeñar la relación que encontramos desde luego en su génesis donde se encuentra en su mayoría un patrón de actualización de mercado en la innovación de productos- de humanización o imaginación por parte de los artistas de una forma endémica.

El arte digital interactivo posee atributos que permite que el espectador pueda relacionarse e incidir sobre la obra donde esta muestra una respuesta al estímulo. Se podría decir incluso que el espectador empieza a convertirse en artista y en parte de la obra, donde es observado a su vez por otros espectadores, estos a su vez puede que también estén al mismo tiempo en la obra u observen externamente. Desde el punto de vista del llamado espectador fantasmagórico por Ascott, donde este sujeto es pasivo y cumple una función parasitaria y de boyeur, donde este personaje no hace parte de la obra de arte, aunque Ascott después realiza una anotación que no coincide con esta primera afirmación del espectador fantasmagórico afirmando lo siguiente: “ver es participar. No cabe la observación pasiva.” Este espectador no debe considerarse como un problema pues es una consecuencia del soporte que maneja este tipo de obra de arte, es solamente otro punto de vista que debe aprovecharse de la obra de arte interactivo. Si lo que se busca es una solución a este tipo de espectador la solución mas pertinente es la que Ascott realiza describiendo ambientes propicios para la exhibición de arte interactivo, se pueden normalizar espacios donde las obras ocupen o vinculen de cierta manera todo el espacio o a todos los espectadores para que se evitaran los espectadores que Ascott llama fantasmagóricos.

La doble conciencia entendida por Ascott como: el estado del ser que ofrece acceso, simultáneamente a dos campos distintos de experiencia. Ascott habla de que le dedica tiempo a la inmersión en sistemas de realidad virtual y realidad tradicional de una tribu indígena, en estados del conocimiento tecnológica y botánicamente inducidos. Pero estos estados son muy diferentes desde el sentido generador de realidad, mundo o imaginario, por un lado la simulación que emplea para abordar la realidad virtual consta de un dispositivo ligado al mundo material, ha sido fabricado y desarrollado artificialmente, pero lo mas importante es que el mundo generado por el dispositivo puede ser compartido con otros usuarios que se pueden unir a la experiencia.

La inmersión en una realidad por medio de una planta como la ayahuasca, a través de un ritual o como fuere el caso implica un nivel muy diferenciado de valoración desde el punto de vista del dispositivo, en este caso la planta no es el dispositivo pero es el inductor para que el cuerpo funcione de un forma determinada, así mismo la inmersión no radica en adentrarse hacia un mundo externo sino todo lo contrario. Las imágenes que experimenta el chaman no son generadas artificialmente como en el caso de la simulación, pero también contienen un nivel importante de ficción. La gran diferencia radica en el dispositivo, no desde los conceptos de lo húmedo y lo seco sino desde el abordamiento de la red la experiencia de la Web chamántica es individual, y no puede ser perdurable en ningún tipo de dispositivo.

En conclusión el concepto de la tecnoética tiene un futuro en el cual seguirá apoyando al arte donde este concepto se podrá convertir en uno de sus principales ápices para la investigación y el desarrollo de los nuevos sistemas cognitivos, de lenguaje, interacción etc. La Web chamántica cumple un papel importante para la explicación de doble conciencia y puede llegar a concebirse como una disciplina con objetivos de investigación específicos para el abordamiento de la conciencia.

Referancia

Roy Ascott

El web Chamántico. Arte y conciencia emergente.

Comments

comments

3 pensamientos en “La conciencia del arte digital interactivo”

  1. me parece interesante la esposicion mas creo que estas omitiendo una parte
    en relacion al aspecto simbolico del mensage que solo tiene efecto parcial en la conciencia

    el modo de analizarlo es indirecto y esta mas condicionado a un codigo no cosciente
    de tal modo que el soporte tecnico al uso o del mismo no deja de ser un combenio temporal nada despreciable por supuesto pero solo verificable
    por los efectos en el receptor que en ultima instancia no deja de ser LO HUMANO…

  2. Si, estamos hablando de lo humano, de la conciencia valorada como el concepto de saber lo que sucede al alrededor “Ser conciente” o “tener conciencia” de lo que sucede. Hasta que punto podrás determinar que es realidad?. El concepto de web chamántica es una metafora para referirse a la experiencia de “realidad” que experimenta un chamán a travez de la planta ayahuasca, que puede no ser muy diferentes de la experiencia que se logra con sustancias sicoactivas o alucinogenas. Se realiza el paralelo con la web semántica, haciendo alusión a lo que se espera del futuro de la Web, que es algo impredecible, como todas las desiciones del futuro.

    El aspecto simbólico del mensaje es especifico y subjetivo al espectador. Un punto rojo sobre un cuadro blanco para una tribu chibcha dificilmente significará Japón. Se puede estar conciente del objeto más no cual es su finalidad comunicativa, a no ser que se tenga el referente ó su significado símbolico haya sido aprehendido.

    Efectivamente el proceso cognitivo en el análisis de un mensaje tiene varios componentes que son inconcientes, pues no sabemos que suceden y muchos no sabemos como funcionan.

  3. hola hace tiempo que quedo un poco en el aire el tema
    de todos modos no esta de mas recordar en este caso que
    el simbolo pertenece a un lenguaje HUNIVERSA que al margen de factores
    raciales ,sexuales ,morales ,eticos,culturales ,religiosos ,politicos ,
    temporales ,geograficos y un largo ect.,
    debe actuar como comformador del ser
    porque ese es su cometido
    forma parte de un codigo
    que conforma al ser y lo induce al principio
    y otras vezes obliga “las mas”
    El ejemplo que pones del Sol es el mas adecuado en este caso
    como representación del nacimiento de la consciencia

Los comentarios están cerrados.